.

El nuevo componente de proyecto “diálogo entre y con países emergentes” recoge las ideas forjadas por el Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo para la cooperación al desarrollo con “socios del desarrollo global” y el Ministerio de Asuntos Exteriores para el diálogo con el grupo de “nuevos poderes creadores”. Se busca que también las contrapartes de la Fundación en América Latina contribuyan a la discusión y la conceptualización de orientaciones y posiciones políticas liberales en los ámbitos de acción de los países emergentes.

 

La capacidad de trabajar sobre problemas de relevancia global y de implementar ordenamientos regionales e internacionales, hoy es más amplia que en el pasado. Los grandes poderes emergentes regionales y globales del siglo XXI crecen en su rol como actores clave, por lo que se les debe involucrar especialmente en los diálogos políticos regionales y globales.

 

Los países emergentes disponen de una capacidad creadora que ya existe pero crece en el marco del orden mundial global, todos son miembros del G-20 y a raíz de su volumen económico son importantes para los procesos de desarrollo, cooperación e integración. El desarrollo económico sostenible de la región depende en gran medida de la buena gobernanza y de una política económica liberal, flanqueada por un marco político inteligente de los países emergentes. Desde la perspectiva de la política al desarrollo se deberá enfatizar la importancia de los países emergentes en el marco del cumplimiento de los Objetivos del Milenio y las “Cooperaciones triangulares” de la cooperación al desarrollo, así como su rol en la solución de conflictos regionales. Las posiciones conjuntas de los países emergentes en cuestiones de política exterior y el cumplimiento de compromisos internacionales aseguran la estabilidad de la política mundial. La protección del medio ambiente y del clima demanda un actuar coordinado, basado en instrumentos de mercado, con el fin de proteger los bienes públicos y el libre comercio mundial.

 

Los países emergentes son contrapartes seguras de sí mismas, cuyo actuar e intereses no siempre son homogéneos. El declarar una convicción en común en torno a la democracia no garantiza una línea conjunta en cuanto a cuestiones políticas mundiales. Los países emergentes buscan implementar su propia agenda, la cual resuelve los conflictos en torno a objetivos de manera distinta de la política alemana y europea: protección del clima vs. desarrollo, sanciones vs. el principio de la no intervención, poder vs. democracia y protección de los Derechos Humanos – la lista de características de estructuración del Estado, la sociedad y la política internacional es larga – y con ello lo es la lista de temas que se pueden definir el contenido de las medidas del diálogo político con países emergentes.

 

En este sentido, para la implementación de las metas de Alemania y la Unión Europea, puede ser especialmente importante la red de contrapartes de la Fundación en los países en vías de desarrollo y emergentes. La red multilateral de instituciones liberales, impulsada por la Fundación y creada por contrapartes de la misma, ofrece acceso a informaciones y análisis muy amplios. Junto con sus contrapartes, la Fundación puede asumir un rol de mediador y promotor en el proceso de entendimiento de los enfoques de la política global.

 

Al intensificar su cooperación entre y con países emergentes la FFN busca fortalecer el diálogo político internacional sobre temas liberales puntuales (libertad, democracia, Derechos Humanos, economía de mercado, libre comercio) y sobre sus nuevos temas clave (Progreso, Religión, Participación); asimismo enfatizar el diálogo sobre el orden político. También la vinculación entre actores liberales de los países emergentes es cada vez más importante. En caso de ser necesario podrá también ofrecerse una asesoría de acompañamiento para los países emergentes que atraviesan por difíciles procesos de transformación. Con ello la Fundación responde al hecho de que el futuro de la libertad depende cada vez más de cuánta libertad haya de por medio en el desarrollo de los países emergentes.

Legal

Copyright 2013 - Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Contacto

Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Oficina Regional para América Latina
Cerrada de la Cerca 82
Col. San Ángel Inn
01060 México, D.F.
Tel.: +52 55 5550 1039; 5616 3325
Fax: +52 55 5550 6223