.

Plata, Espionaje o Plomo: libertad de expresión en México

Plata, Espionaje o Plomo: libertad de expresión en México CC BY-SA 2.0/ flickr.com Knight Foundation

En México la libertad de expresión está plenamente reconocida, y en el día a día parece ser absoluta, pero esto es cierto hasta el momento en el que la verdad borra la línea entre lo político y lo criminal.

 

 



Plomo

“Cuídate. Van por ti”, le advirtió un testigo protegido a  Javier Valdez, periodista del diario La Jornada, asegurándole que su nombre se encontraba en la lista negra del crimen organizado.[1]  Una semana después, el 15 de mayo de 2017, Javier fue asesinado a plena luz del día en el centro de Culiacán, capital del estado norteño de Sinaloa y territorio del Cártel de Sinaloa.

 

“Acuérdate de lo que le pasó a Regina Martínez”, fue una de las numerosas amenazas que recibió  Rubén Espinoza, fotoperiodista y colaborador del diario Proceso. Esta amenaza se refería al asesinato de su colega en Veracruz en 2012. Rubén lo denunció públicamente y en otras ocasiones mencionó que se sentía espiado y acosado después de haber cubierto la represión de los movimientos de maestros y estudiantes que criticaban la administración de Javier Duarte, el entonces gobernador del estado de Veracruz. 

 

El 31 de julio del 2015 Rubén fue asesinado junto con otras tres mujeres en la Ciudad de México. Entre ellas se encontraba Nadia Vera, activista y amiga de Rubén que había ayudado a documentar las amenazas, agresiones y detenciones arbitrarias de la policía estatal de Veracruz contra estudiantes y maestros. Nadia y Rubén estaban por las mismas razones en la Ciudad de México, por que ahí se sentían más seguros que en Veracruz, el estado con más asesinatos de periodistas en el país.

 

Los asesinatos son más que números, pero desde el año 2000 a la fecha 109 periodistas han sido asesinados en México[2],  esta cifra supera la de países como Afganistán, India, Irán y Rusia juntos durante ese mismo periodo[3].

 

Artículo 19, una organización internacional especializada en la defensa de la libertad de expresión, reportó que sólo en el primer semestre de 2017 se registraron 276 agresiones a periodistas en México[4];  estamos hablando de aproximadamente una agresión a un periodista cada 16 horas. La mayoría de las agresiones están dirigidas a periodistas que cubrían los vínculos entre funcionarios de gobierno y el narcotráfico, sin embargo, también hay numerosos casos de reporteros que abordan la trata de personas, crímenes ambientales y conflictos entre comunidades indígenas e industrias extractivas.

 

Espionaje

Es lunes a la una de la tarde en la caótica y dinámica Ciudad de México. Los más destacados abogados de derechos humanos, periodistas y activistas anticorrupción toman su lugar en el podio, frente a ellos, un grupo de reporteros murmura, listos para escribir la nota. La conferencia comienza. Durante una hora, sin pausas, expertos de Artículo 19 y Citizen Lab, un laboratorio de investigación basado en la Universidad de Toronto, explican cómo el gobierno mexicano supuestamente intervino los dispositivos móviles de abogados e investigadores del caso de desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa,  activistas de derechos humanos, investigadores anticorrupción, periodistas y políticos de oposición.[5]

 

La herramienta de espionaje fue un malware desarrollado por la compañía israelí NSO Group llamado Pegasus, que es capaz de intervenir el micrófono y la cámara de dispositivos móviles, conocer su ubicación,  leer y extraer información de Apps como iMessage, Gmail, Viber, Facebook, WhatsApp y Skype.

 

“Somos los nuevos enemigos del Estado”, declaró Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)[6], para The New York Times[7], los intentos de espionaje a Pardinas iniciaron en el invierno de 2015, luego de que IMCO publicara una investigación sobre el costo de la corrupción en México y mientras la organización preparaba el último borrador para una ley anti-corrupción en México. 

 

Plata

Si se enciende la radio o la televisión en México, es común escuchar en las interrupciones comerciales el famoso lema del gobierno federal: Lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho. Lo que parece “contar mucho” es la cantidad de recursos que ha gastado el gobierno federal en publicidad durante los últimos 5 años. En un informe presentado por Fundar, un centro de investigaciones con sede en la Ciudad de México, se calcula que al cierre del sexenio de Enrique Peña Nieto se habrán gastado aproximadamente 3 mil millones de euros en publicidad oficial, convirtiéndose así en la administración que más ha gastado en este rubro en México.

 

En otro reporte publicado en 2015, Artículo 19 y Fundar advierten que el gasto opaco y excesivo en publicidad en los diferentes órdenes de gobierno no sólo beneficia discrecionalmente a ciertos medios, sino que también “propicia la censura indirecta” y  “retarda la democracia sustantiva en México”[8].

 

El rol de las organizaciones internacionales

El 2017 se perfila a ser uno de los años más oscuros para la libertad de expresión en México. La  normalización de la violencia, los asesinatos a periodistas, el espionaje y las subvenciones gubernamentales a medios a través de publicidad pone en riesgo el desarrollo de la joven democracia del país.

 

La Fundación Friedrich Naumann reconoce este problema y reporta regularmente sobre la situación de los derechos humanos en México.[9] Adicionalmente, junto con 8 organizaciones alemanas (incluida la Embajada Alemana en México),  desde hace 10 años suma esfuerzos a través del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter para fomentar la libertad de expresión, reconocer la actividad periodística de calidad y fomentar el periodismo de investigación en México[10]

 

En su labor internacional otorga el “Raif Badawi Award for corageous journalists”, premio que reconoce  el compromiso y la valentía de los periodistas, sobre todo de las regiones con influencia islámica, y que al mismo tiempo hace un llamado de atención respecto de las violaciones a los Derechos Humanos[11]. Asimismo, en un proyecto conjunto con la Fundación Robert Bosh y el periódico Der Tagesspiegel, contribuye a hacer visible la situación de la libertad de expresión en otros países mediante la publicación  de un suplemento sobre democracia y libertad con periodistas exiliados de Azerbaiyán, Irán, Turquía, y Siria. Por último, la Fundación también ofrece seminarios internacionales sobre periodismo y opresión política, fundamentalismo religioso, autocensura y vigilancia digital.

 

La comunidad internacional puede y debe presionar al gobierno mexicano para que adopte medidas inmediatas y creíbles para revertir esta tendencia de deterioro de la libertad de expresión en México. También puede ofrecer ayuda y protección a activistas, investigadores y periodistas, reconociendo su trabajo y, cuando sea necesario, concediendo asilo a personas en situaciones de alto riesgo. El apoyo de la comunidad internacional es indispensable para que la libertad de expresión en México sea una realidad y no sólo un texto en el artículo 6 y 7 de su Constitución.



Fernando Valdes, Asistente de Proyecto México de la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad




 

[1] J. Jesús Lemus de Reporte Índigo detalla la información que propocionó el testigo a Javier antes de su asesinato http://www.reporteindigo.com/reporte/mexico/riodoce-asesinato-javier-valdez-periodistas-amenazas-juan-partida (Accsesado el 5 de septiembre de 2017).

[2] Información de Artículo 19 consultable en https://articulo19.org/periodistasasesinados/ (Accsesado el 7 de septiembre de 2017).

[3]Entre 2000 hasta la fecha el Committee for Protecting Journalists suma 87 casos sumados de periodistas asesinados entre Afganistán, India, Irán y Rusia. Los datos de periodistas asesinados por país es consultable en https://cpj.org/killed/ (Accsesado el 7 de septiembre de 2017).

[4] Informe Semestral de Artículo 19 para México. Primer semestre de 2017: 1.5 agresiones diarias contra periodistas en México: https://articulo19.org/informesemestral2017/ (Accsesado el 6 de septiembre de 2017).

[5] Agren, David. "Mexico accused of spying on journalists and activists using cellphone malware." The Guardian. June 19, 2017. (Accesado el 10 de septiembre de 2017). https://www.theguardian.com/world/2017/jun/19/mexico-cellphone-software-spying-journalists-activists.

[6] El IMCO es un centro de investigaciones sobre competitividad económica y gobernanza con sede en la Ciudad de México, además son socios de la Fundación Friedrich Naumann.

[7]Azam Ahmed and Nicole Perlroth. "Using Texts as Lures, Government Spyware Targets Mexican Journalists and Their Families." The New York Times. June 19, 2017. Accessed September 12, 2017. https://www.nytimes.com/2017/06/19/world/americas/mexico-spyware-anticrime.html?mcubz=0.

 

[8] El reporte titulado “Libertad de expresión en venta: informe sobre gasto en publicidad oficial” publicado el 26 de agosto de 2015, está disponible en: https://articulo19.org/libertad-de-expresion-en-venta-informe-sobre-el-gasto-en-publicidad-oficial/

[10] En esta XI edición recibirá trabajos en la temática “Estado de Derecho y Libertad de Expresión en México”, más información en http://papwr.org/

[11] Este año el premio fue otorgado a Ahmet Şik, corresponsal del periódico Cumhuryety, que fue encarcelado en 2011 bajo la sospecha de pertenecer a una organización golpista llamada Ergenekon: https://www.freiheit.org/ahmet-sik-erhaelt-raif-badawi-award-2017

 tschaften) , femicidios  (https://www.freiheit.org/rosafarbene-kreuze-gegen-das-vergessen ) y libertad de expresion (https://www.freiheit.org/pressefreiheit-gefahr

[10] En esta XI edición recibirá trabajos en la temática “Estado de Derecho y Libertad de Expresión en México”, más información en http://papwr.org/

[11] Este año el premio fue otorgado a Ahmet Şik, corresponsal del periódico Cumhuryety, que fue encarcelado en 2011 bajo la sospecha de pertenecer a una organización golpista llamada Ergenekon: https://www.freiheit.org/ahmet-sik-erhaelt-raif-badawi-award-2017

 

Legal

Copyright 2013 - Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Contacto

Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

Oficina Regional para América Latina
Cerrada de la Cerca 82
Col. San Ángel Inn
01060 México, D.F.
Tel.: +52 55 5550 1039; 5616 3325
Fax: +52 55 5550 6223